El IDAE y el ITJ impulsan la creación de nuevas comunidades energéticas en Castilla y León a través de las Oficinas de Transformación Comunitaria en marcha en el territorio 

  • La secretaria general del IDAE, Mª Francisca Rivero, y la directora general del ITJ, Laura Martín, han inaugurado la Oficina de Transformación Comunitaria (OTC) promovida por CIUDEN en Cubillos del Sil, que actuará como secretaría de la Red de OTC de Castilla y León (TRANSENERCyl)
  • Estas oficinas ofrecerán información, asesoría y acompañamiento a ciudadanos, empresas o sector público que deseen constituir comunidades energéticas
  • Las 8 OTC en Castilla y León han recibido una ayuda de más de 1,7 millones de euros, siendo la tercera región con más actuaciones, tras Cataluña y Comunidad Valenciana (con 10 OTC cada una)
  • Las Oficinas de Transformación Comunitaria completan la línea CE Implementa, cuyo objetivo es extender el modelo de comunidades energéticas como fórmula cooperativa de producción y consumo de energías renovables

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y el Instituto de Transición Justa (ITJ), dependientes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), impulsan la creación de nuevas comunidades energéticas en Castilla y León a través de las Oficinas de Transformación Comunitaria (OTC) en el territorio. La puesta en marcha de estas Oficinas, ocho en total en Castilla y León, es resultado de la convocatoria del programa de ayudas CE OFICINAS del IDAE financiado con fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

La secretaria general del IDAE, María Francisca Rivero, y la directora general del Instituto de Transición Justa, Laura Martín, han inaugurado la OTC promovida por CIUDEN en Cubillos del Sil, que actuará como secretaría técnica de la Red de OTC en Castilla y León, denominada TRANSENERCyl y que estará coordinada por el Ente Regional de la Energía (EREN). Estas 8 OTC han recibido una ayuda de más de 1,7 millones de euros del programa del IDAE, siendo Castilla y León la tercera región con más actuaciones, tras Cataluña y Comunidad Valenciana (con 10 OTC cada una).

Ambas han destacado el papel de la ciudadanía y de las administraciones locales como agentes transformadores del sistema a través de una figura clave, las comunidades energéticas, más importantes aún si cabe en territorios de transición justa y/o reto demográfico. “Las comunidades energéticas nos permiten ser parte activa del cambio de nuestro sistema energético, generando energía cercana, participada y cuyos beneficios económicos llegan de manera directa a sus socias y socios”, ha subrayado María Francisca Rivero.

Asimismo, la constitución de las OTC tendrá un impacto directo en el empleo, asociado a los profesionales que prestarán los servicios en la oficina, pero también generarán un efecto tractor de la economía asociada a los servicios energéticos en sus áreas de influencia, al activar la constitución de comunidades energéticas, ha añadido Rivero.

El objetivo de este programa de IDAE -financiado con fondos NextGenEU del PRTR- es respaldar la constitución de nuevas comunidades energéticas de toda índole (ciudadanas, empresariales, industriales, etc) con medidas de asesoría y acompañamiento que permitan impulsar esta fórmula cooperativa de producción y consumo de energía renovable, que puede incorporar además medidas de eficiencia energética, gestión de la demanda y movilidad sostenible.

En total, la convocatoria del programa de ayudas a Oficinas de Transformación Comunitaria (CE OFICINAS) se ha resuelto con la adjudicación de los 20 millones de euros previstos para la puesta en marcha de un total de 79 proyectos repartidos por gran parte del territorio nacional.

La resolución de la convocatoria, con la asignación íntegra de los 20 millones habilitados -fondos NextGenEU canalizados a través del PRTR-, refleja la gran acogida de esta línea de incentivos, con más de 200 solicitudes que duplicaban el presupuesto disponible. De igual modo, los proyectos seleccionados evidencian el interés social creciente por la generación y consumo energético colectivo y por los instrumentos que, como las Oficinas de Transformación Comunitaria, sirven para potenciarlos.

IMPACTO SOCIAL E INCLUSIVO

Las OTC contribuirán a una transición ecológica más inclusiva a través de tres líneas de actuación:

– Empoderamiento de los nuevos actores del sector energético, acompañándolos -entre otras cuestiones- en la activación y dinamización de comunidades energéticas de toda índole (ciudadanas, empresariales, industriales…)

– Asesoría experta en los proyectos de construcción y funcionamiento de comunidades energéticas: técnica, administrativa, financiera o jurídica, pero también social, facilitando los procesos de debate y participación que caracterizan a estas fórmulas cooperativas de producción y consumo de energía renovable.

– Formación y difusión sobre las comunidades energéticas, para extender el conocimiento sobre esta fórmula, maximizando las oportunidades que ofrece en la democratización de la generación y consumo de energía.